En el diccionario de la Real Academia Española se define el escultismo como:

“Movimiento de juventud que pretende la educación integral del individuo por medio de la autoformación y el contacto con la naturaleza.”

Este puede ser un buen punto de partida, aunque esa definición es bastante incompleta.

El escultismo (scouting en su inglés original) es un movimiento mundial que fue fundado en 1907 por Sir Robert Baden Powell.

Este movimiento existe a nivel mundial, hay asociaciones scouts en más de 150 países de todo el mundo. No hace distinción de sexos, religión, raza o nivel social. Cualquiera puede ser scout.
Como se dice en la definición anteriormente citada, el escultismo es un movimiento dirigido sobre todo a los jóvenes, que son quienes lo viven de forma más activa y quienes más reciben de él; pero se puede ser scout desde los 6 años hasta el final de la vida, no hay una edad máxima. Para ello existen diferentes secciones (grupos por franja de edad) en los que se divide el escultismo para poder aplicarse según el desarrollo psicoevolutivo de los individuos.

El fin principal del escultismo es contribuir al desarrollo integral de los niños, niñas y jóvenes ayudándolos a realizar plenamente sus posibilidades físicas, sociales,emocionales,intelectuales y espirituales como personas y ciudadanos responsables,miembros activos de su comunidad y partícipes de la misma. 

Todo esto se persigue mediante los siguientes premisas:

  • Educación por la acción: Observa, experimenta y actúa, en este tipo de aprendizaje el individuo es protagonista en la construcción de su conocimiento, utilizando el juego y la aventura como una potente herramienta educativa, implícita en el desarrollo personal y social humano.

«Nuestro método de formación es educar desde dentro, en lugar de instruir desde fuera» (Baden Powell).

La educación a través del ejemplo y la participación activa.

  • Progresión personal: El individuo participa en su propio proceso de progresión, participando en las diferentes etapas en las que se determina el Programa Educativo Scout, siendo facilitada también por un adulto capacitado que provoca las situaciones precisas para el desarrollo del grupo y personal.
  • Programas progresivos, atrayentes y estimulantes basados en los intereses de los participantes compuestos por un marco simbólico sugerente y un sistema progresivo de objetivos y actividades educativas variadas, incluyendo juegos, habilidades útiles y servicios a la comunidad, que ocurren en gran parte al aire libre en contacto con la naturaleza
  • La educación en valores: expresados en una promesa y una ley a los que se adhiere voluntariamente.
  • Vida en pequeños grupos: La asunción de responsabilidades, la integración y el aprendizaje dentro de un marco relacional que propicia la experiencia educativa, los lazos afectivos y el desarrollo personal a través del grupo.
  • Contacto con la naturaleza: En un mundo en el que reina la «sobrestimulación», la naturaleza fomenta la capacidad de interesarse por el mundo y pone al individuo en un contexto de autodescubrimiento, preparándolo para la vida en un entorno social, desarrollando su creatividad y valorando las pequeñas cosas

El Escultismo es una filosofía de vida en la que se enseña el respeto por la naturaleza, la tolerancia, la igualdad, el compañerismo, la actividad física y la capacidad de superar adversidades e incomodidades.

Algunos de los aspectos más importantes para el escultismo son la autonomía, la autosuperación, el cuidado de la naturaleza, el compañerismo, la resiliencia y el compromiso, todo esto dirigido a alcanzar un elevado nivel de realización personal.
A pesar de estar difundido en tantos países, el escultismo tiene una serie de características y símbolos que son comunes en todo el mundo, cosas que unen a todos los scouts sean de dónde sean:

La Flor de Lis. El símbolo scout mundial.

El lema: “Be Prepared” (Traducido al español como “Siempre Listos”, o “Siempre Alerta”)

– La Ley Scout: Entendida como un modelo de conducta basada que persigue distintos valores:

  1. El scout cifra su honor en ser digno de confianza
  2. El scout es leal
  3. El scout es útil y servicial
  4. El scout es amigo de todos y hermano de todo scout, sin distinción de nacionalidad, credo o clase social
  5. El scout es cortés y educado
  6. El scout ama y protege la naturaleza
  7. El scout es obediente y disciplinado, no deja nada a medias
  8. El scout sonríe y canta ante peligros y dificultades
  9. El scout es económico y trabajador, respetando el bien ajeno
  10. El scout es limpio y puro en pensamiento, palabra y acción 

La Promesa Scout. Un compromiso con uno mismo y los demás.

«Yo prometo por mi honor hacer todo cuanto de mí dependa para cumplir mis deberes para con mi fe y sociedad, ayudar al prójimo en toda circunstancia y cumplir fielmente la ley scout.»

-El saludo. Con la mano derecha, mostrando los dedos índice, corazón y anular.